martes, 25 de abril de 2006

Una receta

Ingredientes:
- una bici, a gusto del consumidor.
- un acople.
- un casco -imprescindible- y demás indumentaria.
- un "coco" saturado.

Procedimiento:
Se busca una carretera con una recta más o menos larga (entre 6 y 10 km. es suficiente) y lo más plana posible. Si tiene linea blanca entre calzada y arcén mejor y si no hay tráfico ideal.
Trás unos kilometros de calentamiento llegamos al tramo en cuestión, encaramos la recta y nos acoplamos.
La línea blanca o la cuneta a nuestra derecha son la referencia.
Fijamos la vista al frente -ni muy lejos ni muy cerca- y vamos aumentando cadencia. Llegados a 85-90 pedaladas por minuto vamos bajando piñones mientras somos conscientes de nuestra respiración. Cuando la cadencia baje de 85 olvidarse de la maneta de cambio.
Sentir el aire en la cara,
...sentir las piernas empujando los pedales -desde la cadera-,
...sentir que el peso del cuerpo cae sobre los antebrazos apoyados en el acople,
...no dejar sentir el aire en la cara....
...sentir en ácido láctico en cuadriceps...
...sentir la tensión en los gemelos...
...entrar en trance,
...olvidarse de todo,
...desconectar.
A mi me funciona !

Hoy he nadado antes de ir a trabajar 45', con un test de 20' mejorando mi anterior marca (media: 1'47''/100m) y por la tarde he aplicado la receta de arriba en medio de una salida de 2h de bici de las que yo llamo de calidad.

Esto es todo amigos !!

2 comentarios:

Talín dijo...

Acabarías con las piernas como dos limones de acidas!

Bulderban dijo...

....acabe con una sonrisa que se me salía por los dos lados de la cara ;-D