lunes, 17 de abril de 2006

Anna y sus macetas

Acaba el lunes y ya casi ni me acuerdo de las vacaciones de Semana Santa. Es increible la capacidad de adaptarse que tiene el cerebro a diferentes situaciones; al cuerpo le cuesta algo más, y si no que se lo pregunten al mio cuando sonó el despertador esta mañana.

Con las piernas algo cargadas de la sesión betetera de ayer me he ido a nadar a la hora de comer. Se notaba que había gente todavía de vacaciones y se podía nadar agusto. Salen 45' de nado contínuo y muy fluido. No muy rápido pero sintiéndome agusto en el agua, lo cual no es habitual en mi.

Por la tarde disfruto de Alba, hoy le tocaba a Anna dedicarse a alguno de sus hobbies. Ha estado pintando macetas, sembrando, regando...una sesión de jardinería y bricolage conjunta que nos dejan una terracita muy agradable para las cenas de verano. A última hora me he escapado a correr 50' a buen ritmo por los caminos que llevan a Fuente El Saz.

1 comentario:

Dani_ironman dijo...

No jodas, envenenarte con Beefeater... Donde esté la Bombay Zafire que se quite el resto de matarratas.