domingo, 1 de octubre de 2006

XV Cross de La Pedriza

¿Cuál es la tortilla de patatas con cebolla? ¿La otra tiene pimientos, verdad? Joder, que buenas estan, un pelín sosas pero por decir algo. Ruth, tienes que venir a más carreras...
Unas horas antes, en medio de una niebla que parecía enganchada en el castillo de Manzanares me recojían junto a la gasolinera Repsol y tirabamos para La Pedriza. Javi y Cristina repetían después de la Cuerda Larga: Javi corría y Cristina de apoyo logístico. A Ruth la llevamos porque traía tortillas para el picnic posterior ;-) Anna y Alba no vinieron pero no me olvidé de ellas ni un momento... son mis nenas.
Mientras subiamos a retirar el dorsal en el refugio Giner la niebla iba levantando y dejaba ver una mañana soleada y clara, ideal para pasarla en el campo haciendo deporte. Ya en el redil de salida me despido de Javi y con bastante puntualidad dan la salida desde el prado Pelucas. Atasco en el puente de madera. Primeros repechos entre pinos hacia del collado de la Ventana. Voy pasando gente y poco a poco tengo que hacer trozos andando. Arriba, primer control y empieza la bajada vertiginosa hasta el Collado de la Dehesilla. Me encanta esta bajada, es mágica. Mezcla trozos de grandes piedras, con algún destrepe y pasos casi de espeleología. Un pinar en medio donde habita un silencio increible. Se puede tocar. Abajo estan Ruth y Cristina que dan ánimos antes de la siguiente subida camino del Yelmo. Voy bien, regulando. Después de la bici de ayer no se hasta cuando tendré piernas. Llego arriba con relativa rapidez. Ahora se lo que viene: el trozo más rápido de todo el recorrido. Corro por la pradera y enfilo la bajada a Canto Cochino muy cómodo. Desde bien arriba se ve en parking multicolor y la gente yendo y viniendo. Al llegar al avituallamiento recuerdo mi tiempo de hace 2 años. El cronometro me sonríe. La última subida al collado Cabrón se hace dura, cabrona, aunque deja correr bien la cabeza dice a las piernas que ya esta bien, pero pronto paso el control y desde ahí todo es cuesta abajo, entre pinos, hasta meta. Cruzo otra vez el puente de madera, esta vez solo y entro en meta. Va por mis nenas, 1h 52'40'' por mi reloj. Muy contento, creo que sobre el puesto 11 o así. Javi llega unos 50' después... y sigue sin entrenar nada, que brutito.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Tú que te conoces bien la zona a ver si diseñas un recorrido por la zona por caminos y senderos (rocas no que uno es muy torpe) y nos hacemos unos kms.

Enhorabuena chavalote

Talín dijo...

Jolín como andas, y yo que ya voy por el segundo ojal del cinturón. Enhorabuena