lunes, 4 de septiembre de 2006

De fiesta

Este fin de semana han sido las fiestas de mi pueblo, las últimas de la temporada, las que ponen fin "oficial" al verano y abren el largo camino hasta las navidades.
En otros tiempos, cuando las preocupaciones eran los granos en la cara y no suspender, el primer fin de semana de septiembre era el momento de muchas cosas... Despedirse hasta Navidades del grupo veraniego, después de compartir fechorías durante 3 meses. Las primeras vueltas a casa de día después de toda la noche de juerga también fueron en esta fiesta. El último baño en el Tormes, de noche y en bolas. En fin, unas fiestas cargadas de recuerdos...

Como era de esperar ha sido poco productivo a nivel de entrenamientos pero a nivel gastronómico, de risas y juerga ha cundido bastante. Dormir tampoco ha sido algo de lo que más haya hecho pero, para sorpresa mía, el cuerpo aguanta más tralla de lo esperado.
Por lo demás se presenta una semanita de curro que me dejará en la cima de Morcuera el domingo por la mañana. Allí daremos lo mejor que tengamos dentro para intentar rebajar el tiempo que tengo en la Cuerda Larga. Con poco que mejore me vale, creo que puedo hacerlo y espero que la climatología acompañe. Esta tarde, si el calor no lo impide, trotaré una horita para acabar de sudar el Beefeater que me quede por las venas.

3 comentarios:

Talín dijo...

Pues el segundo fin de semana son las fiestas de mi pueblo, pero este año no estaré. Vacaciones exprimidas a tope, no me queda ni un día. Bueno aquí estamos de nuevo apañero...

PD: Parezco barriguitas y como pesasn en verano los mismos Kgs del invierno de más...

Spanjaard dijo...

Mucho quejido veo yo por aquí. Para curarme de las fiestas de Sanse he salido con 41 grados y he sintetizado los mojitos y los gintonices. Saludos por casa. Secc. Pradillo.

Dani_ironman dijo...

Mira que lo tengo dicho... La ginebra sólo puede ser Bombay Sapphire, que el resto deja secuelas.