martes, 11 de septiembre de 2007

Yo también tengo mi "vuelta"

Toda la tarde del domingo forrando libros. Montones de plástico y recortes de celo encima de la mesa de salón. Tijeras de punta redonda y "sargento mamá" vigilando las maniobras de la tropa: Forralos bien que, con lo que cuestan, tienen que valer para tu hermano el año que viene. Deslomao, después de cenar tiras para la cama. Por la noche nervioso, durmiendo intranquilo. Proyectos de ligoteo pasados a los que tienes ganas de ver como les ha sentado el veranito en el pueblo. ¿Olvidar o retomar? Colegas que se fueron con pelusilla debajo la nariz y que ya vendrán afeitados, contando historietas increibles. Esa batalla ya la contaste el año pasado ¿no? Los mismos huesos entre tu y la pizarra, la maciza de prácticas, el pardillo de dibujo... la vuelta al cole salpica estos días todo. Desde el tráfico tomado por mamas con sus 4x4 hasta el supermercado con cartelones, por si alguien no se ha dado cuenta. Para mi también hay vuelta, pero es a la piscina. Hoy me he levantado cagandomentó, me he metido al agua pensando "este año si voy a mejorar" y he salido con un cortado y un trozo bizcocho de Trives en mente. Total.

2 comentarios:

Furacán dijo...

Pues está bueno el bizcocho de Trives verdad? yo también lo he desayunado :-))

RAUL dijo...

Me has recordado el Dioce... Que tiempos aquellos...