martes, 25 de septiembre de 2007

A toro pasao

... tengo la sensación de que quizás salí demasiado fuerte, quizás -de esto estoy seguro- entrené poco bajadas pronunciadas y por pasto, quizás intenté seguir una estela que era demasiado para mi (Luisete de la Granja), quizás desayuné poco... muchos quizases. Y cada uno una provocación para seguir entrenando, una razón para volver el año próximo, una tentación para pelear por mejorar y una excusa para volver a vibrar sufriendo en el monte.
Hoy, dos días después, la pupa que me queda es -por este orden de más a menos incordio- dolor en la muñeca derecha (se pasa), molestias en gemelo derecho (en 2 días listos) , moratón en el culo (no se ve) y una uña negra (se cae sola). Compensa con creces todo lo que me he traido a cambio del pueblo de Zegama, su monte y toda la gente que estaba allí.

(gracias a iurgi ezkiaga por esta foto en la subida al Aizkorri)

5 comentarios:

miquel dijo...

Tu crónica me recuerda a algo...

"Hombre, darse, darse no se da mal...pero bien tampoco"

;)

Bulderban dijo...

Miquel...apuntaté una. Y no sufras que Casa Sebas sigue abierta ;-)

Miquel Morales dijo...

Para seguir con las citas:
"Descansaré hasta el Pilar" ja, ja

http://www.uechorta.net/

atxa dijo...

aupa txapeldun!!
me alegro que disfrutases el año que viene espero que nos veamos cuando nuestra peke crezca un poco....

por cierto, muy guapo en el audiovisual de Mendiak!!!

Talín dijo...

Menuda gracia si después de cada día de romería no hubiese "quizaces".

PD: Si quieres un trio, te paso mis 2 uñas negras.