jueves, 13 de septiembre de 2007

¿Existe la supercompensación?

Desde A Pobra de Trives hasta Cabeza de Manzaneda hay 18 revirados kilómetros en los que el coche se retuerce mientras sube alegremente. Hace una tarde increible. En amena charleta con Anna vamos, curva a curva, descubriendo esta parte de Galicia que no conocemos. La entrega de dorsales empieza dentro de un rato. Suena el móvil y el ruido despierta a Alba. La conversación, ayudada por el sistema dientesazules se apodera del interior:

- Hola Esteban. ¿Tu estabas interesado en correr Zegama-Aizkorri, verdad?
- Si. Ya te dije el otro día. Es la típica carrera en la que siempre me quedo sin dorsal. Pero un año de estos lo conseguiré...
- Pues, buenas noticias, hay un dorsal disponible de alguien que ha fallado. ¿Te interesa?
Anna me mira como preguntando ¿que coños es eso de Zegama?. Alba intenta escaparse de la sillita. A mi me pega un bote el corazón en el pecho.
- Joder, claro que me interesa. ¿Pero puedes esperar al lunes? Primero tengo que sobrevivir a los lobos de Orense.
- Vale. Pero solo hasta el lunes.
- Gracias. El lunes llamo y digo algo.

Anna debió ver el brillo en mis ojos o el tembleque de las piernas. Sin preguntar ya lo sabía. Si iba, ella(s) estaría(n) allí conmigo. La carretera ahora, para mi, se había quedado sin curvas. Correr en Zegama. La última prueba de la Copa del Mundo. Un sueño.
Y ayer me inscribí. ¡¡ A supercompensar al Aizkorri !!
(adaptación de la historia real, no todo tiene que coincidir con la realidad)

2 comentarios:

miquel dijo...

Como vas a supercompensar si no paras nunca. Solo leer tus posts ya me canso. Un poco de tregua...

atxa dijo...

hola, te sigo hace tiempo el blog, sobre todo desde que supe que iba ser padre.
Tenemos una vida deportiva bastante similar aunque ahora andas a tope y yo un poco vago (desde la mononucleosis no levanto cabeza).
Me apunte al sorteo de dorsal y no me toco!!!aya enchufe que tienes.
Suerte es una carrera preciosa pero dura yo pude disfrutarla en la primera edicion....
suerte