jueves, 29 de marzo de 2007

¿Un poco de todo?

Los entrenamientos son para lo que son. Menuda obviedad ¿no?. Pero aquí lo tengo claro. Desde luego que la idea final es mejorar, pero ¿a toda costa? Noooo, hay que pasarselo bien entrenando, disfrutar, te tiene que apetecer. No digo que no cueste ponerse de corto al volver a casa o de madrugada pero, una vez hecho este esfuerzo, hay que pasarlo bien. No sería la primera vez que me doy la vuelta a los 5' - 10' de salir a entrenar porque el cuerpo o el coco dicen no. No pasa nada, el día siguiente llegará, las ganas también. Y una mente o un cuerpo descansado carburan mejor.
En el día a día tengo claro lo que quiero: nadar mejor (que no más rápido), pedalear más rápido (que no mejor) y correr atodahostia... Las preferencias y gustos de cada uno en cada disciplina hacen que entrenar se decante más hacia un deporte un otro. También las obligaciones del día a día. Aquí cada uno tendrá que dar su opinión pero los que me conocéis sabéis que yo nado lo justito para salir del agua con dignidad, por ejemplo. La bici me gusta, rodar me distrae y me inhibe de los marrones del día a día laboral. La sensación de sufrir en un puerto o pasar miedo en una bajada me pueden llegar a encandilar pero correr es con lo que realmente me pone. La carrera me hace sentir bien, me proporciona sensaciones únicas, no depende tanto de factores externos como tener cerca una piscina o llevar la bici. Corriendo me siento más dueño de mi mismo que en la bici o en el agua. Aprieto si voy bien, aflojo si voy justo. O lo intento... en fin ¡ historias para no dormir !

8 comentarios:

Sergio dijo...

Jo, a mi me pasa lo mismo. Nadar pff, ya sabéis, la bici me encanta de hecho creo que tengo mejores aptitudes que para correr, pero ayyyy correr es correr amiguitos.
Sortear charcos, no sortearlos, apretar, aflojar... pocas cosas hay como correr cuando estás bien. Eso sí, es una disciplina dura y pasa factura... mucho más que las otras dos

Valle dijo...

¡Que casualidad!. Hoy al mediodía pensaba exactamente lo mismo :"no hay como correr". Yo disfruto mientras corro. Nadar me gusta cuando salgo de la piscina, y la bici, cuando me bajo de ella. Correr es barato, independiente, a tu bola, puedes pensar - o no, si aprietas- y puedes ir sin temer por tu vida, sin jurar en los coches rally amarillo canario que pasan a toda leche. Es lo mío. Ojalá me haga viejecita y siga correteando.

Animo Bulder, ya sabes que si pasas de 10h, puedes ir descontando de las 10 h en LZ ;-)

valle.

Bulderban dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bulderban dijo...

Valle, bienvenida de nuevo. Desde la maratón de Barcelona no sabía nada de ti. Mejor empiezo a descontar de 12 horas ¿no?
Ale, a correr todo el mundo !

Valle dijo...

Bulder, es que pensaba que te había molestado en algún momento....
LZ se acerca, y ahora en Semana Santa nos espera buena paliza, y encima , con este tiempo!!!!.
Probé "cuernos" la semana pasada y resultaron en dos buenas caídas. Voy con la bici fiel y digna -sin cuernos-. ¿ Habrá mucha diferencia?.

Ya he decidido cambiar el chip. Voy a intentar ser una FINISHER!!! Ni 13,ni 14, ni ná. Llegar a meta, darle la mano al inglés, y buscar a mi chico.

Valle.

Bulderban dijo...

¿molestarme? ¿por qué? No mujer !!
Bueno, en LZ ya nos conoceremos si tu quieres ;-) cuando nos crucemos en la maratón.

Valle dijo...

Mmmm, pues ahí ahí vamos a andar!!. Firmo por que estéis acabando y yo haya empezado. Lo de que te falte bici y la gente esté ya corriendo, es duro.

He descubierto una ventaja al entreno Ironman: COMER como comía cuando tenía quince años: sin miramientos, sin recelos ( grasas, calorías, poquito... ). Ponerte bocadillos que son la envidia de todas mis amigas. Untar el dedo en la nocilla. ¡Que alegría!.

Talín dijo...

Pues a mi lo que me pone de verdad, más que salpicar, bicicletear y zapatear, son esos últimos 500m antes de cruzar meta.

Valle, si yo ya lo digo siempre, gracias al IM, las orgías gastronómicas son la repera.