martes, 7 de abril de 2009

Oasis

Un fin de semana raro terminó con 2h y pico de carrera con malas sensaciones por Collserola. Torpe la zancada, caminos nuevos sin salida, repechos que se atragantan, muchas bicis -demasiado poco pendientes de algo que no sean otras bicis-. El sábado ya se empezó a torcer el tema y me quedé sin rodar con la cabra mi par de horitas. Hacía un día increible de sol pero...cuando no se puede, mejor no darle más vueltas. Eso si, luego comilona con los que salieron, como si yo también hubiera estado dando pedales. Cagonlá, si es que uno es de pueblo se ponga a lo que se ponga. Paseito postcomida y otra vez para casa. Y del sábado casi podemos saltar al lunes, o mejor a mañana que es cuando empiezo las vacaciones. Ahora mismo unas horas y 800 kms nos separan del pueblo, de Gredos, de los abuelos, de los amigos, de un merecido descansito...y de unos buenos entrenos y unas buenas cervezas. La semana santa no son muchos días pero es un oasis en medio de un desierto que va de navidades al verano y... se agradece. Vaya si se agradece. A descansar todos. Si, todos.

6 comentarios:

davidiego dijo...

a descansar, sé buen forastero y no visites el hospital del lugar!

Annabel dijo...

Que placer de Oasis, difrutalo al maximo

Gabriel dijo...

No descanses mucho que Berga esta cerca....Pasalo muy bien y recarga pilas.
Salut

Ruth dijo...

a cargar pilas!y a entrenar...

Anónimo dijo...

La Santa Semana es pa variar de trabajo. Sal con el sol, dale vidilla al cuerpo tras las cabras de Gredos y la mente te lo agradecerá en Aizkorri, Berga, Zegama o en la que diablos tengas intención de medir tus fuerzas con nuestra amiga la montaña.
...sin olvidarse del Santo Entierro.

Talin dijo...

Pues eso tu lo has dicho a descansar, tanto la mente como el cuerpo, bueno este último lo dudo que le des mucha tragua.