viernes, 26 de octubre de 2007

Sabado + domingo = 49 horas

Coño. Si hace que está misma suma nos daba 47. Y, aunque nos robaba una hora al fin de semana, en el fondo me alegraba yo. Si, claro. En mi Road to Lanzarote me venía de perlas. Significaba que ahora podría sacar la bici por la tardes. Menuda racha de fines de semana pasados por agua llevábamos. Toda la semana laboral con la bici enfilando la recta de El Casar y, cuando llegaba el viernes se nublaba todo. ¿Os acordáis?
No, si uno listo no es... pero memoria tiene un rato. Y sigo tirando de disco duro y me encuentro con aquellos años en los que, a parte de afeitarme una vez por semana, el cambio de hora de este sábado se traducía en un "esta noche, un par de pelotazos más". Joder, cualquiera lo diría. Hace unos años la cosa cambió y la frase evolucionó a un "que bien, esta noche duermo una horita más por la patilla". Pero aquí no queda todo. Desde hace dos años esta frasecita se ha ampliado. Claro. Lo habéis adivinado. Ahora es "una horita más de sueño, si Alba quiere".
Ah, y la semana que viene ya saldremos, directamente, de noche del curro. Es por animar. Buen fin de semana.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esteban necesito hablar contigo

Llamame por favor

Pedro Gracia Garmendia

miquel dijo...

Pues sí. Ahora saldremos de casa de noche para ir a currar y volveremos a casa sin ver el sol. Espero que esto de mover las manecillas del reloj sirva para algo mas que para endurecer el levantarse cada mañana.

Buenas noches!

miquel dijo...

Bulderban, le puedes decir a Anna que l'Esteve i la Clara le mandan recuerdos.

Gracias y perdona por el offtopic.