viernes, 12 de diciembre de 2008

Terapia de zapatillas

He vuelto a hacerlo. No podía más. Llevo 2 semanas muy perras de trabajo y necesitaba tener esas sensaciones otra vez. Hasta hoy había podido aguantarme. Según consejos debería descansar algo más pero ha sido una carrerita terapéutica, una vía de escape. Una hora larga para mi solo por la carretera de las aguas, a ritmo. Sol y sombra. Algo más de 16 kms de tratamiento con Barcelona a mis pies. Mucho rato con esa hipócrita sensación de estar mucho mejor de forma que el día de la carrera que habías preparado. Las piernas trasmitiendo al cerebro un confuso mensaje de frescura que te puede llevar a pensar que en Donostia se podía haber hecho mejor. ¡¡Mentira !! Esta sensación desaparece rápido y los .... 11 días parado salen a flote. Pero he disfrutado en grande, he desconectado al 100%, he sentido otra vez el placer de trotar suave, apretar y salir "quemando rueda". Ya sabéis de que hablo. ¡ Buen fin de semana !

foto de Donosti 08 encabezando el grupo con mi visera verde. gracias al autor, al que no conozco

3 comentarios:

irotante dijo...

Hay.hay ese gusanillo que tenemos no nos deja tranquilos....
Un beso a las chicas

xavi marina dijo...

vaya terapia!!
todos hacemos lo mismmo, no te preocupes.
yo no me imagino un dia si poder trotar y disfrutar del fresquito!

lo nuestro es de libro.

nos vemos

icepirineo dijo...

como chotas que estamos, pero bien agustito, jeje