martes, 2 de diciembre de 2008

42 y pico sabores

No procede una crónica de kilómetros, tiempos de paso, ni maldiciones a la climatología adversa. No procede. Aunque el tiempo conseguido me haga sonreír y sentirme orgulloso de donde se paró el crono, a pesar del aire y del frío. Traigo en la recámara mucho más que eso y así quiero dejarlo reflejado aquí, en mi pequeño rincón. Y dándole vueltas al tema creo que la mejor forma es volver a paladear kilómetro a kilómetro. Al final lo que queda cuando vuelves a casa en coche, con buena música de fondo, las patas pesadotas y algo de nieve cayendo es volver a saborear la carrera... kilómetros que saben a sal, a arena y a mar mezclados con café, otros que saben a adoquines mojados, a lluvia entre los tamarindos, a gritos de la gente, al reflejo de los corredores en los cristales del Kursaal. Kilómetros que saben a gloria y otros que amargan como la hiel, algunos saben dulces por el pogüergel dichoso, otros a arcada por un trago de agua mal bebido. Algunos saben a ausencias y otros a presencias, y con intenso sabor a amigos que gritaaaan y animaaaan, -muchos de estos- y kilómetros que saben a libertad de correr contra viento y marea, kilómetros que saben a droga que engancha y alguno que sabe a "no me vuelven a pillar". Kilómetros que no saben a nada, también los hay. Otros saben a recuerdos, a tardes haciendo series en Colmenar, a rodajes largos en Barcelona, a carreras nocturnas pasada la medianoche. Increíble el sabor ácido de aquellos que se ponen cuesta arriba y el sabor a cerveza que llega de los últimos. Y más kilómetros. Y más sabores. Sabor de haber corrido algo más de 42km a menos de 4'/km, sabor de pisar el tartán, que rezuma agua, de Anoeta hasta 3 veces, sabor de ver a los amigos en sus grupos, a sus ritmos, disfrutando, incluso con algún problemilla. Sabor a ser capaz de dejar atrás las movidas diarias y ser todos "corredores". Sabor de asfalto -puto asfalto- que dicta justicia sin piedad. Sabor a frío que se mete hasta los huesos cuando paras. Y más sabores. De hecho todavía estoy digiriendo todo. Y sabor a todos los que tenéis culpa en todo esto. ¡¡ Qué aproveche !!

13 comentarios:

davidiego dijo...

Enhorabuena, y ahora a descansar un poco de esas series dichosas en Colmenar.

Miquel Morales dijo...

Ahora ya puedes volver a Roth ;-P

Yo en 2010 haré Embrum, bonito paraje para hacer vacaciones en familia, y olvidarse de tiempos de paso, parciales y marcas.

Por ir pensando algo, aunque quede muy lejos...

Ramón Doval dijo...

Mucho más intenso que si hubieras metido tiempos de paso y cosas de esas. Enhorabuena otra vez, mostro. Gracias por tu comentario.

miquel dijo...

Estos atracones con el paso saben mejor. Así que por muchos dias vuelvan al paladar para empujarte a degustar otra carrera.

Feliz digestión.

Anónimo dijo...

hay que darte la enhorabuena o echarte la bronca por ser un crack desaprovechado?
tu me dirás si con lo que has entrenado, esa marca no es de superclase.

florentino fracasado

Barón de Benta'ko Erreka dijo...

ENHORABUENA¡¡¡

irotante dijo...

Enhorabuena machote....y a hora un reposo con la familia y a pensar en la proxima temporada.

PS. la P3 esta encargada me la darán en Febrero ya te comentare

Talin dijo...

Dicen que a eso se le llama mezclar sabores primarios. Es decir mezclar dulce con amargo como por ejemplo cuando se mezcla el azúcar y el café en este caso se trata de enmascarar el sabor amargo del café debido a la dulzura que proporciona el azúcar. En este ejemplo, la lengua no es capaz de distinguir los sabores individuales de las sustancias mezcladas, es decir: no puede distinguir sensorialmente una mezcla de estímulos gustativos diferentes.

Tu esto te lo has pasado por el f…. ya que has sabido diferenciarlos TODOS y cada uno de ellos. Saboréalos…

Dani dijo...

Cuidadin con empacharse...

Macario dijo...

pscheeeeé!!!!...

Yo quiero... no; exijo, los parciales cada 137'31 metros, he dicho :-)

xavi marina dijo...

Enhorabuenaaaaaaaaaaaaaaaa!!

hacer ese tiempazo con esas condiciones, es algo bárbaro.

sabores muchos y satisfecho otro tanto.

Ahora a seguir con la cuesta hacia arriba!!

nos veremos prontito!!

Anónimo dijo...

Pues para mi el mejor sabor fue una manzanilla con miel que me tomé viendo el mar con un amigo.

Annabel dijo...

Acabo de atterrizar en tu blog a traves de Icepirineos......sigue escribiendo así.....
Un saludo desde aquí cerca