domingo, 5 de octubre de 2008

Retazos

Pinceladas de fin de semana en una pared con desconchones. Retales que, cosidos unos con otros, arropan el recuerdo pero dejan agujeros por lo que se escapa el tiempo...
Las 6 de la mañana no es buena hora para casi nada. Salir a correr compensa cuando vuelves pero no cuando suena el despertador. Más cosas. Canelos -como servidor- con traje y corbata mezclados con turistas y chavales con tablas de surf se cruzan en la puerta del Kursaal, cada uno a su guerra. Una "bici" aero en la publicidad de un laboratorio te mediorecuerda quien eres. Mientras Anna aguanta el petardazo de una migraña a más de 500 kms. Y Alba de enfermera. Otro pintxo y otro zurito. La agonía de buscar un hueco para dedicarmelo a mí y no encontrarlo. La alegría de sentirte vivo respirando a fondo mientras las olas rompen a mis pies. La mezcla de todo que da como resultado nada. Muchas nadas que sumadas van pasando a formar parte de un todo. El mio. Y poco más. No me preguntéis porqué pero esta ciudad es especial.
Y mientras tanto E. Pasabán corona su undécimo ochomil. Solo 3 tachuelas más para convertirse en la primera mujer que escala los famosos 14. ¡¡ Zorionak Edurne!!

3 comentarios:

Ramón Doval dijo...

Buen viaje. Aunque el k2 ya está en el saco, a Edurne le queda mucha tela: Annapurna, Cangchenjunga y Shisha. Espero que vaya sin prisas, pues hay una austriaca que también lleva 11 y los piques en el monte no son buenos.

diego dijo...

la playa de la concha!
tardé 22 años en poder bañarme en esa playa.... era una ilusion desde pequeño.
me encanta San Sebastian.
un saludo,
diego.

Anónimo dijo...

esa ciudad es como tú
Feraja