sábado, 30 de agosto de 2008

Despertar...para seguir soñando

¡¡ Una noche queda !! Tan solo una mañana más sin despertarme con la puñetera alarma. El lunes todo vuelve a la tediosa rutina. Despertaré y me tendré que volver a afeitar tras la ducha. El pantalón corto y las sandalias dejarán paso al agobio del disfraz de currante que nunca quiso que llegara este día. Los compañeros de desayuno serán distintos. El sueño me perseguirá en forma de mosqueo y mala leche durante todo el día. Despertar después de más de 20 días sin pensar en nada relacionado con el trabajo será duro. Pero hay que seguir soñando...es el momento de recurrir a esa memoria reciente que nos engaña piadosamente con los últimos agradables recuerdos de unos días patanegra. Y mirar hacia delante y soñar con esos ratos de carrera, esos kms de bici (aunque se acerquen pronto las interminables sesiones de rodillo), incluso con la esperanza puesta en que, este año si, mejoraremos la natación. Bloquear el tiempo en el próximo puente y regatear con maña los malos días de curro apoyandose en amigos y familia, en competiciones de fin de semana o piques de entresemana. Con estas pequeñas artimañas hemos de intentar llegar hasta ese avituallamiento donde no nos darán agua ni barritas; ahí encontraremos el bien más preciado: unos días que oxigenen cuerpo y mente y sirvan para que la carrera de la vida no nos apajare y podamos ir cubriendo etapas con una sonrisa y la sensación de ser felices con el camino escogido.

6 comentarios:

Miquel Morales dijo...

en eso estamos, intentando despertar...

Ramón Doval dijo...

Guapo, el peque. Animo, que sólo faltan 11 meses para las próximas. ¡uufff!

Bulderban dijo...

Ramóóóón, es una nena !! El Almanzor en invierno no lo conozco. A mi la nieve no es que me haga mucha gracia, pero la gente que sube dice que es alucinante y si eres valiente...pués por la cara norte. Me parece alucinante que en un pico como este se mate tanta gente...

Ramón Doval dijo...

...perdón, muy guapa.

Ramón Doval dijo...

Olvidé comentar algo sobre el Moro: como "sólo" mide 2.500 m, la gente intenta subirlo con las Nike. La mayoría de los accidentes suceden por imprudencias (en Navacerrada hay más rescates por accidentes por usar bolsas del Pryca como trineo que por escalar).

Anónimo dijo...

Saludos desde Barcelona!!!
Leí tu sms al día siguiente.
Nos vemos zagal