miércoles, 26 de julio de 2006

Nuestro amigo el sol

El que más y el que menos todos nos hemos quemado en algún triatlón o en alguna carrerita ¿o no? No hace falta tirar mucho de imaginación para encontrar un montón de excusas:
- Es que en la natación se me va la crema.
- Al quitarme el neopreno se me va toda la protección.
- Noooo, no voy a perder tiempo en la transición embadurnándome de crema.
- Tiene pinta como de nublarse.
- Me llevo la protección y si veo que tal, me la pongo.
- Casi todo el recorrido es por la sombra.
...y así hasta hartarnos.

Pués acojonadito me he quedado hoy cuando he leido esto:

Un informe divulgado el martes por la Organización Mundial de la Salud indica que la exposición excesiva a los rayos ultravioleta provoca la muerte de 60.000 personas cada año, de las que 48.000 fallecen a causa de los melanomas malignos y las 12.000 restantes por carcinomas cutáneos.

En fin,que poca bromita y a protegerse, que tenemos que dar mucha guerra todavía.
Hoy he vuelto a entrenar y he salido a correr 1 h. muy tranquilo, desde Roth no corría tanto tiempo y parece que las patas responden bien.

1 comentario:

Talín dijo...

Y por otro lado ya sabes “Sol fuente de energía y de vida”.