miércoles, 28 de enero de 2009

Una de peroné y otra de vertebra

1.-Parece que se ha girado un poco en su extremo proximal, el cercano a la rodilla. Dicen los que saben que seguramente por culpa del esguince el día antes del triatlón de Pálmaces. La cabeza del peroné (nº 2 en la foto)esta algo virada y eso provoca que después de correr se me inflame (unos días más y otros menos) la zona dando un aspecto grimoso...sobre todo porque es MI rodilla. Ayer, un día después de la sesión de masaje salí a probar la mejora. Y mientras corría fuerte una horita miraba sin mirar, sentía sin sentir, forzaba sin forzar y hasta probaba sin probar. Al acabar no voy a decir que estuviera todo bien pero...se ve que el cabezón de él todavía no ha recuperado su sitio bueno. Algo menos inflamado de lo habitual y tras estirar, casi, casi normal (aunque ya no recuerdo como era "normal"). El próximo lunes otra colleja para que el dichoso peroné mire para donde tiene mirar y no se gire.

2.-En la espalda parece que la vertebra decidió girarse en algún culetazo de esos que me he pegado n-mil. Tanto correr por el monte (y encima este año, empeñado en que lloviera casi siempre) llevan a que la zona culiespaldar (término con copyright mio) este en contacto con la hierba, piedras, barro, etc que te vas encontrando por esas montañas que se dejan correr solo a medias. Algo de manipulación y unos ejercicios posturales ( joooder, el gatito que se relame parezco) parece que está haciéndome bastante bien. Toi contento.
...pero como la alegría en casa del corredor sacrificado dura poco, esperaremos a ver como va respondiendo el cuerpo en próximos días.
Hoy más trote y más misino...

6 comentarios:

davidiego dijo...

cuídate, gatito.

Barón de Benta'ko Erreka dijo...

el culi-cross, termino propio también, se debe practicar con precaución...
Curate amigo Esteban

ejercicios recomendados dijo...

http://davidiego.blogspot.com/2009/01/como-se-estira-un-gato.html

Anónimo dijo...

Pues yo acabo de dejarme la rodilla en el canto de madera de una escalera. Y de pasada, he visto a toda la constelación de Orion mientras me cagaba en la madre de la Osa Mayor. Y en el botiquín del trabajo sólo hay compresas.

Er Quim

Bulderban dijo...

uhmmm, compresas para el culicross ese...buena idea. Gracias a los dos y al perro que manda lo del gato ;-)

icepirineo dijo...

a cuidarse toca, que ya vamos teniendo una edad y hay que cuidar bien los componentes, jejeje