jueves, 22 de noviembre de 2007

45'

Eternos, pasan despacio, cada uno -aunque el reloj me intenta engañar- tiene más de 60 segundos. No hay piedad. Cierras los ojos, aprietas los párpados hasta casi doler, distraes la mente y cuando vuelves a mirar no ha pasado ni un suspiro. ¡ Ayyy ! Es una sensación que aún no soy capaz de asimilar. Ir más rápido no ayuda a llegar antes. Miras de reojo al cronometro apoyado en la mesa y ves que los minutos son perezosos. La punta de la nariz apunta al suelo y sirve de canalizador del sudor. Van 10' y te parece un mundo. Llevas 20' y piensas que ya no aguantas más. Una sonrisa se dibuja en la cara de aburrimiento cuando pasas los 30'. Y cuando llegas a 45' alargas uno más por si acaso (seré tonto). Es horrible. Con la sensación del que se toma una cerveza sin alcohol cuando lo que te apetece es una buena jarra de esas de medio litro, con el sabor agridulce del que espantó la caza después de estar toda la noche entre los matorrales, con el corazón encojido después de correr por la vía de servicio cuando lo que te gusta es el monte... así te bajas del rodillo. Y solo son 45 eternos minutos. La mitad de un partido de futbol. Un abrir y cerrar de ojos en la madrugada. Una cerveza tranqui de charleta con amigos. Once kms de carrera a buen ritmo. Uff, que duro es el invierno.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

buenos dias maestro como andamos,
un saludo fuerte desde plasencia
http://www.estadioplacentino.com/atletismo/atletismo11222007-1.html

Furacán dijo...

Pues aún aguantas bastante :-)

Macario dijo...

Ya te digo... mi máximo son 20'. Insufrible.

Miquel Morales dijo...

Enseguida he adivinado que se trataba del rodillo... yo el año pasado llegué a entrenos de 1h con el mp3... si no, imposible pasar de 40'...

miquel dijo...

No me extraña que los rodillos cada vez tengan mas "gadgets". Pulsaciones, cadencia, medidor de potencia, rutas por video i ahora carreras online.

Creo que somos legión los que tenemos una relación amor-odio con el rodillo.