martes, 12 de junio de 2007

Noches de verano...

...sueños de todo el año. Uno no lo puede evitar. Debe ser el calor de estos días, o mejor, de estas noches. Te tumbas en la cama por la noche y, mientras por la ventana abierta se cuela algo de aire fresco -¿dónde estás cuando salgo a correr, jodío?-, la imaginación sale por el hueco entre la persiana y las macetas con lavanda del alféizar. Con las pocas fuerzas que ha dejado el día, escapa y vuela libre, dejando sobre la sabana a un tipo con los ojos cerrados, a medio vestir, que de vez en cuando se gira para abrazarse a su media naranja. Ella duerme, ajena a todo, y solo cuando siente el calor de otro cuerpo cerca se remueve buscando territorios más frescos. Antes de dormir me permito el lujo de, mentalmente, flirtear con todo tipo de carreras y movidas donde algún día me gustaría ir. Fantaseo viéndome en linea de salida del maratón de la Antartida. Camuflado dentro de capas de ropa y goretex troto a un montón de grados bajo cero, mucho frío fuera, mucho calor dentro... otras veces le paso la mano por el lomo al Norseman que hay cada año en Noruega. Salto del barco nodriza en medio del mar y nado hacia la costa, allí espera la bici y luego la maratón de montaña. Largo y excitante día por delante. Otras veces sueño con la Marathon des Sables y el desierto. Carrera en autosuficiencia, como un caracol con la casa a cuestas. Y no me quedo sin encordarme a pie de vía en cualquier pared de Patagonia. Mil metros to'parriba, guauuu !!. El cansancio tarda poco en llegar y antes de poder saborear en mucho detalle ninguna de estas maravillas vuelve a entrar mi otro yo por la ventana. Se tumba a mi lado. Me vuelve a empujar junto a Anna y ahí, enganchado a ella, cargando baterías como el móvil enchufado a su cable, me quedo dormido, agotado, sonriente, ilusionado...

10 comentarios:

Macario dijo...

Al norsemen ese le tengo echao el ojo, tengo ganas de volver p'ahí arribotas, es bonito hasta decir basta. Lástima que Noruega sea tan carísimo pa bolsillos íberos, cagontó.

Valle dijo...

Yo me hice un dossier para buscar patrocinio para el Marathon des Sables, pero con esta edad, y este tirón comercial... pues ná de ná.

A veces me pregunto: ¿ y qué me hace falta para poder realizar un poco más de esas aventuras que nos asaltan previo sueño ?. Tiempo y dinero. O tienes dinero, o tienes tiempo...

Estoy pensando en comprar mi tiempo y no venderlo. Trabajar menos y vivir mejor (aunque sea con menos cosas). Claro que , hija, tampoco tendrías las 3500 calas para el Marathon. Ay!

De todas formas Bulder, se te ve sereno, relajado y feliz. Que no es poco...

valle

irotante dijo...

El Marathon des Sables....quien sabe algo ronda por mi imaginación o son ideas que se pueden realizar con el tiempo....
Como tu sabes soy cabezon y mis sueños tarde o temprano se .......si,si Esteban lo hacemos también

Bulderban dijo...

Dinero, dinero, dinero...siempre más...que puta droga que engancha más que nada. No cambiamos de curro porque cobramos una buena nómina, no hacemos algo porque cuesta mucho, no nos gastamos en pasteles o juergas lo que invertimos sin problemas en la farmacia....
La arena del desierto me atrae, a los pies del himalaya oigo cantar sirenas, que contraste ¿no?...si Tante, si la vida me da permiso le pondré fecha a estos dos proyectos

miquel dijo...

Norsemen, Marathon de Sables, Patagonia... esos retos son de los que hacen soñar despierto, aunque no hay que olvidar que tambien hay otras aventuras que vivir y que se hayan al otro lado de la cama.

Ishtar dijo...

Qué bonito que escribes :-)

Besicos y a seguir soñando despierto, que al final eso es lo que hace que nos movamos :-)

David dijo...

Cuanto tiempo sin pasarme por aquí Esteban, veo que sigues en forma, tanto deportivamente como en tu faceta literaria .

Un abrazo
DAvid (cavallé)

Furacán dijo...

jejeje parece que por aquí hay unos cuantos que tenemos los mismos sueños.
Sables es también uno de mis grandes sueños, creo que si un día busco equipo me pasaré por este blog a buscar candidatos jaajaja
Tante: acuerdate de lo que me dijiste aquel día, si te toca el euromillones nos vamos al desierto eh?! jajaja

Saludos a todos!!

triaitor dijo...

Imagino que mientras sueñas no aparece Alba reptando por encima de la cama...ahí se te acaban los sueños y empieza la realidad. Muchas veces la realidad es más bonita que los sueños ¿no?

Bulderban dijo...

La realidad es más bonita que los sueños siempre, creo yo. Al menos es más real je,je,je
Solo de sueños no se puede vivir, hay que traerlos -aunque sea tirando de las orejas- a la realidad. Aitor, tu conoces a Alba, es real pero ayuda a soñar contagiandote la ilusión e inocencia que traen los niños de serie y que la vida les/nos arrebata a la mínima que puede.
Salud !!