viernes, 8 de junio de 2007

Fauna

Invasión de conejos. De los de campo. Sales a correr y casi los tienes que ir apartando a patadas. Cruzan por delante, por detrás, corren al lado. Un bando de perdices levanta el vuelo espantada por el galope del guerrero que llevo dentro. Un abejaruco, luciendo plumaje, sale de entre unas encinas y después de dar dos vueltas vuelve a posarse. Jodío bicho, mira que es bonito. Más adelante es una oropéndola la que me pasa a dos cuartas de la cabeza. Que gustazo poder correr por sitios así. Luego hay otra fauna que no da tanto juego: dos guardas forestales que algún día debieron estar en forma vigilan con prismáticos los alrededores. Suben con los 4x4 a un cerro y ahí, apostados como monteros en su puesto, dejan pasar la tarde y morir otro día más. A lo lejos dos beteteros de reciente afición. Con todo a la última moda pero...coño ¿y el casco? Claro, es que uno se despeina y además no lo había a juego con la Trek último modelo que lleva entre las piernas. Otro elemento, aguerrido gañán autóctono, fuma un puro dentro de su C15 mientras del retrovisor cuelga una correa de la que van enganchados 5 o 6 galgos. El mister los debe estar preparando para la temporada de caza... la postal es de foto. Y mientras se pone el sol al fondo, por detrás de la Cuerda Larga.
En fin, que uno no se aburre. Qué una horita de carrera da para todo y qué cada loco con su tema. Como mola. Pero si tengo que quedarme con algo, que me dejen los bichos y se lleven a los "seres racionales".

3 comentarios:

robert mayoral dijo...

bonitos paisajes describes para correr, lo malo es según que fauna como tu bien dices, un saludo y a seguir machacando el body!!

Bulderban dijo...

Hombre Robert, bienvenido. Fue un placer conocerte en LZ. Nos vemos !

Dani_ironman dijo...

Desgraciadamente, en la Casa de Campo hay de lo dos tipos... De conejos, digo.