martes, 9 de junio de 2009

Yo me lo guiso...

Ventajas del no-correr hay muchas. No para todos, pero hailas. Sobre todo para los JuanPalomos de su casa. Las tardes reposadas -que no de reposo-, consecuencia de una rodilla quejica que no acaba de volver a su estado normal no son tales y...para los pocos metros cuadrados de piso que tenemos, joder lo que hay que hacer. Por eso, para que uno se olvide que no entrena porque la rodilla esta hinchada, esta semana la familía Telerín hemos montado unas jornadas de Bricomanía en casa con sesiones prácticas de pintura, taller de electricidad, lectura de documentación y manuales, ejercicios de visualización de nuevas redistribuciones, corte y confección y manejo de herramientas. Vamos que he cambiado el Decathlon por el Leroy Merlín y me estoy renovando el título de Olojodooloarreglo que tantas alegrías (y algún disgusto) me han dado en mi vida en pareja-pecado primero y como padre de familia después. Luego, con la cuarta lata Mahou y el cinturón de herramientas descansando en el armario de los trastos uno lo piensa friamente y todo cuadra. Al final el bote de 3 en 1 es una metáfora, una representación física, de lo que a uno le gusta: el triatlón. Almas gemelas, ya véis.

3 comentarios:

xavi marina dijo...

Que envidia!!
jo tambien quiero ser papi!!

así me relajo un poco

nos vemos campeón

Dani dijo...

Lo siento, pero ni un puto enchufe...

miquel dijo...

Cuando te pases por Kniyu te estan esperando un par de "apliques" por montar, dos enchufes reveldes, unos bujeros en la pared y alguna cosilla más que no recuerdo.

Un bricoSaludo y hasta la semana que viene.

pd: Qué se recupere pronto esa rodillita