jueves, 4 de junio de 2009

Re-comenzando (III): Ahora bici

Así como correr hay días que te deja un amargo regusto en la boca, con la bici no me suele pasar. Igual que nadar es algo a lo que me tengo que obligar, subirme sobre dos ruedas no me supone un esfuerzo especial más que el de bajar la bici desde casa, 3 pisos. La bici. Mi bici. Poco a poco, igual que con la piscina, quiero ir re-tomando nuestra relación. Ayer solo fue una hora. Subida al Forat del Vent, bajada a Cerdanyola y vuelta por el mismo sitio. Suficiente para darme cuenta de que todo esta por hacer. Suficiente para ser consciente que hay que ponerse a trabajar. Sobran ganas pero aquí nadie regala nada. En la bici siempre he tenido mucho margen de mejora pero poco de hacer más kilómetros. Siempre he tenido la sensación de quedarme bastante por debajo de lo que podía. Pero es un equilibrio al que le he sacado buen partido. Optimizando entrenos, exprimiendo kilómetros, sufriendo mientras lo pasaba bien. Me gustaba (y me gusta) subir, me acojono bajando, me puedo llegar aburrir en llano...pero lo importante ahora es volver a dar pedales. Muchos y muy rápido. Igual que volver a nadar, las vistas estan puestas más allá de lo que acierto a ver desde donde estoy. Ya veremos en que (o mejor dicho, en donde) acaba todo este tri-reenganchamiento. Porque en algún sitio tendrá que acabar...

2 comentarios:

Isidre dijo...

Si termina en Lanzarote 2010 pero antes pasarás por Andorra no, mamón?

aja dijo...

me tienes despistado...
cuidate