martes, 27 de mayo de 2008

Yo, mi nosequé y el Aizkorri


...pués no llovió en toda la carrera. Ni una gota. Niebla arriba y barro a tutiplen. Nos hartamos de pisar charcos y pegar culetazos. En blando, eso si. Y el nosequé de que hablaba no falló. Ni con el 85% amenazando. A ver si me he equivocado de oficio... ¡¡ Rappel, tiembla !!! ;-) Ahí vamos...
Con las 9 campanadas de la iglesia comienza un año más la maratón de montaña del Aizkorri. Esta vez en mayo, esta vez Campeonato de Europa 2008 Skyrunning. Repito escenario por segundo año con un objetivo menos ambicioso que en 2007. El estado de forma no es el de septiembre del año pasado y el terreno embarrado tampoco ayuda. Pero aquí eso no importa. En la plaza de Zegama colección de galgos, de los buenos. De todas partes del mundo han venido l@s mejores. Acercarse a la primera fila asusta cuando ves que por allí estan Kilian, Raúl, Mejia, Olabarría, Dapit, Schiessel, Agustí Roc, Corinne, Stephanie .... Mi carrera, 5h y casi 19' recogidos en este telegrama. Subida conservadora, pasando junto a la cruz en fila india, dejándome caer hasta Otzaurte. Cruzo la carretera (44') al tiempo que el sol empieza a brillar y retomo la subida embarrada entre pinos. Voy cómodo en este sube y baja, y me permito trotar a buen ritmo por la pista que nos lleva al primer hueso del día. Las piernas empiezan a entrar en calor en Atabarreta y cuando salimos del cobijo del bosque, el pedregal de la falda del Aratz me permite avanzar a buen ritmo. Es el terreno perfecto técnicamente para mi. Aquí me muevo ligero y seguro. Disfruto. Cima en 2h01'. Se que la bajada posterior hasta Sancti Spiritu no me permitirá grandes lujos. Tengo el recuerdo de los dos leñazos del año anterior. Termino la calzada romana y al pasar por la cueva aflojo el paso y guardo fuerzas para la subida al Aizkorri. Hay mucho barro y la tensión se acumula en las piernas. ¡¡ Quiero volver a subir !! Por fin, después de que el gentío te suba el primer tramo llega la hora de hacer cima en el Aizkorri. Esta subida me hipnotiza, me embruja, me aisla de todo y me lleva a un estado tal que, a veces, me da pena que se termine. Son 3h clavadas cuando paso junto a los amigos que esperan el la cima. Lo que viene después, la famosa cresta, me vuelve a mi sitio y cuando toco el hito del Aitxuri respiro tranquilo y pienso ahora en la bajada suicida a las campas de Urbia. El crono aquí me dice que aunque he subido al Aizkorri en unos 5' menos que el año pasado, llevo un cuarto de hora de retraso frente al año anterior. Lo previsto. Consigo bajar sin caerme y corro a buen ritmo, contento, acordándome de la gente querida, hasta comenzar la subida a Andraitz. Ahora, a quemar el último cartucho.De menos a más y haciendo cima en 4h14' con una sonrisa y un pensamiento: en una hora...meta. Pero la bajada final es un gran barrizal de muchos kilómetros y, de nuevo, la tensión y los nervios por el miedo a caer se apoderan de los cuadriceps y me obligan a aflojar el paso. Corro, más de lo que debo, cuando puedo y aflojo, más de lo que debo también, en bajadas donde hay que ir más rápido. La entrada en el pueblo, el recuerdo de alguien especial que hace 2 semanas se fue mucho más arriba del Aizkorri y 5h18' me llevan, por debajo del arco de meta, a un lugar muy extraordinario: el corralillo donde gente especial, corredores como yo y como vosotros, entran y salen, sufren y sonríen, juran no volver o no faltar. Más de 400 personas, más de 400 historias. La mía: volver siempre que pueda.

7 comentarios:

Shoogle dijo...

"Los seminómadas tibetanos, cuando en su sempiterno caminar alcanzan una cima o cruzan algún alto collado, gritan al viento “Lho Gyelo” (Los Dioses han vencido)" Iñaki Ochoa de Olza

Si un día nos vemos ya compartiremos este comentario. Salud Esteban.

Bulderban dijo...

Shoogle, no se quien eres pero hazte ver cuando estes cerca y comentamos este y otros comentarios.
Iñaki Ochoa D.E.P.

Furacán dijo...

Enhorabuena campeón!
Emotiva la frase que ha traido shoogle. DEP Iñaki

Dani_ironmandream dijo...

Siempre que puedas y que no coincida con LZ.

Pablo Vega dijo...

Esteban, eres grande. Por lo que haces y por cómo lo cuentas.

Nos queda mucha montaña que compartir. Y mucha bici también.

Enhorabuena.

Y si no me diera tanta pereza... dijo...

Que bueno eres macho.

Miquel Morales dijo...

Brutal cronica y tambien la carrera. Hasta dan ganas de ir... Nos vemos crack!