martes, 22 de marzo de 2011

Enganchado al Congost

Han pasado dos días y tengo la sensación que aún no he sacado todo el jugo que debería a la carrera del domingo. Sigo en ello...y pienso que quizás escribir algo me ayude a hacerlo. Veamos.
Me gustan las carreras que hacen mirarse para dentro. Medirse. Conocerse. Respetarse.
Me ponen los recorridos que te dan pero a cambio te exigen. Generosos y a la vez sin piedad.
Disfruto por los caminos en los que has de regular y si fallas lo pagas. Con cabeza pero apoyada sobre un buen motor.
Me atrae sentirme momentaneamente dueño de unas fuerzas que se que son prestadas, sentir que poseo unas reservas de energía que son limitadas, ser dosificador de una pila que cuando se acaba enciende el piloto de la humildad olvidada algunos ratos (subidas o bajadas) antes.
Y te das cuenta que es fácil olvidarse de mirar alrededor cuando te centras en que el suelo pase deprisa bajo tus pies, es sencillo dejar de contar amigos en avituallamientos para medir minutos, es incluso predecible engañarse a uno mismo pensando que si no paras a beber ganaras tiempo. Puede que todo esto sea así...o puede que no.
.

foto aprox. km 26,5: koalas (gracias))
En la maratón de la Vall del Congost tienes la oportunidad para no salir igual que entras. Su recorrido te puede marcar de por vida. Su gente dejará que te sientas el protagonista de tu propia película poniendo algo más que lo que está a la vista en las mesas de avituallamiento. La magia que te envuelve al sudar el dorsal conseguirá que saques de ti lo mejor que llevas y, si lo haces, a cambio te dejará una semilla que crecerá con el tiempo. Y dará frutos. Frutos que se han de recoger volviendo cada año. El reto esta lanzado...

5 comentarios:

joan dijo...

Bona la crònica!
I ben certa!
Jo també estic enganxat al congost!

Anónimo dijo...

Fuerzas prestadas dices???. Joder que envidia, y a mí que nadie me las prestas, sino que me las tengo que ganar con el sudor de mi frente, para luego derrocharlas con el mismo sudor.
Por lo demás. Bona la crónica.
M.P.

Bulderban dijo...

Gracias Joan ! Tu tampoco te quedas manco escribiendo (ya te lei el resumen de la excursioncita por los Volcans de la Garrotxa donde coincidimos un ratillo)
Manolo, al decir prestadas me refiero a lo mismo que tu dices: que no las tenemos para siempre, que no vienen de serie... Mandame un email y cuentame por donde andas este año corriendo que seguro que subes por Cataluña bastante...

david dijo...

Molt bonic com ho expliques.
Jo també encara estic al Congost, i fa 4 dies...
Em vas passar com una bala, i cara amunt! sort de les "Joma" je je.
Fins aviat

Tomas g.r. dijo...

muy clara definición de LA VALL DEL CONGOST...
salut socio!!!