viernes, 26 de noviembre de 2010

Compartir

Todos tenemos la necesidad de compartir lo que nos pasa (o lo que no nos pasa), lo que nos ocupa y lo que nos preocupa, lo que nos mueve y lo que nos detiene, lo que nos lleva y lo que nos trae... Todo.
A lo largo de todos estos años alejado del deporteenequipo he avanzado mucho en la línea de compartir-conmigo-mismo en detrimento de compartir-con-otros. Y eso quizás me haya hecho un poco más huraño en el trato social (deportivo), una isla flotante que lleva una féliz deriva en sus entrenamientos y carreras, la mayoría en soledad buscada. Pero reconozco que trotar con un amigo hace que recupere el gusto por compartir-con-otros lo que pasa entre mis dos orejas a golpe de neurona. Y eso no implica largas charlas ni profundas discusiones. Igual que tirado en un sofá junto a alquien querido compartes un agradable rato de tele, galopando desbocado por un camino estrecho también lo haces. O brindando con una buena jarra de cerveza y sonriendo espontaneamente cuando la espuma salta desde dentro.
Eso si. Seamos conscientes que no todos valemos para compartir todo con todos. Y vuelvo a reivindicar que no siempre hace falta alguien enfrente/al lado para compartir. A veces lo que necesitamos (necesito) es oir esos golpes en el suelo que dan las zapatillas al correr y sentir que son tuyos. O escuchar esa respiración apurada y reconocerla en tu esfuerzo por ir un poco más rápido que hace unos días. O aflojar y acelerar porque estas pensando en cosas que te ponen como una moto o te relajan igual que un buen masaje.

Y todo esto, ¿por qué? Por nada. El fin de semana pasado corrí bien acompañado y fue especial (por la compañía, no por estar acompañado). Ayer, después de volver de Valencia corrí solo. Los dos días compartí. Nunca lo mismo. Pero en ambos casos el hecho de hacerlo me llevó a ser un poco más feliz. Por eso lo comparto aquí...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

..... y para eso estamos los amigos (aunque estemos lejos): para que compartas lo que quieras y cuando quieras.

bss

MdB

Annabel dijo...

ültimamente oigo mucho la palabra "asocial", por no seguir la corriente d elo que otros hacen...por compartir solo a veces, y yo que cada vez me siento más llena...cada vez me conozco más y cada vez comparto con aquellos a los que relamente quiero cuanod el corazón lo manda.....Es un placer compartir contigo o con otros, solo has d eestar feliz cuando lo haces de cada una de las maneras....

kniyu dijo...

Correr es la forma que hemos encontrado para decirnos cosas que no otra manera de comunicar.

david dijo...

¿Que es "compartir conmigo mismo"?

Bulderban dijo...

MdB, no pienso dejar de compartir pero ya sabes que soy raro y es cuando yo quiera :-)
Hola Annabel, lo has pillado bien. Enhorabuena !
Kniyu, yo también te "corro" mucho ;-)
David, compartir conmigo mismo es lo que sientes cuando subiendo al Aizkorri las pasas putas y piensas: "esto es solo para mi, ahora y dentro de un mes cuando lo recuerde". ¿Ya sabes de que hablo, verdad?