martes, 12 de octubre de 2010

Yo tenía...

Yo tenía unas zapatillas viejas. Unas Reebok nosequé que me compré porque estaban de oferta cuando empezé a correr. Estamos hablando del siglo pasado. Las pagué en pesetas creo...
Yo tenía unas zapatillas amarillas que pasaron de no gustarme nada a parecerme preciosas, insustituibles, únicas. No cambiaron de color pero fueron acumulando kilómetros y kilómetros de ratos (más y menos buenos) juntos. Con ellas, después de domarlas, corrí mi primer maratón y mi primer triatlón distancia ironman. Casí !
Yo tenía unas zapatillas sin nudos. Al principio los hacía pero luego les puse un par de cierres rápidos que le quite a una de mis mochilas. No eran ligeros, ni discretos, ni cómodos pero eran de MI mochila de escalada. Dejé de escalar y comence a correr. Se salvaron del ERE y fueron reciclados en otra empresa del mismo sector. Con todo su pasado y con mucho futuro.
Yo tenía unas zapatillas a las que había retirado de la mala vida del entreno y la competición. Jubiladas de todo menos del paseo corto y distendido. Apartadas de todo hasta que la melancolía me llevaba a calzarmelas y sentirme de esa forma tan especial que solo ellas sabían hacerme sentir.
Yo tenía unas zapatillas que, en medio de uno de estos ataques de falta de ganas de todo, habían adquirido la dificil misión de llevarme a la piscina. Yo tenía unas zapatillas que dejaba, con los calcetines dentro y los cierres flojos, debajo de la taquilla del vestuario. Yo tenía unas zapatillas que algún hijodesumadre me robó mientras me duchaba. Yo tenía unas zapatillas... Yo tenía... Yo...

9 comentarios:

davidiego dijo...

qué mala gente hay por ahí, y guarros.

(y esas zapatillas son de los inmortales, no?)

Furacán dijo...

guarros o fetichistas, quien sabe!
Lo siento hombre, luego como volviste de la pisci? en chanclas?

Bulderban dijo...

Lo peor de todo es que quien haya sido estará a mi lado, incluso dándo los buenos días... Pozi, Furi en chanclas y para casa (menos mal que esto en Barcelona y aquí no hay invierno). ¿De los inmortales...? Pues igual si !
¡¡ Que pena de ampollitas que le hicieran !!

Sergio García dijo...

Si es que unen más los km que las hipotecas. Una gran pérdida, sin duda.

el chulo dijo...

Chulo , piensa q le harían mas falta q a ti. Q al verlas viejas pensaría el sujeto q no te importaría tanto deshacerse de ellas como de unas nuevas y q eligió a su "víctima" con un criterio erróneo.
Y si no es así, si no es por esta única y comprensible excusa , ojalá le hagan un esguince en cada pie q se arrepienta y no lo vuelva a hacer.
( hoy estoy en plan zen ).

armando dijo...

pero que se mantenga el espiritu intacto y no te afecte al higado.
todo sea encontrar otras a la altura de las desaparecias y a darle.
armando.

Antoniu dijo...

Pues te jodes!

Es lo que tiene ser un icono del deporte. Piensa que esas zapas estaran guardaditas bajo llave y que su nuevo dueño, las olerà pensando en ti, mientras...

Pero tu que hacias en la piscina?

Talin dijo...

Mira que eres. Pero no viste el papelito que ponía: "Mañana te las traigo, que me han robado las mías". Gracias

PD: Manda güevos!!!

Oscar Marañón dijo...

1- juraría que son las mismas que compre con una oferta de la runnersworld, con las que corrí mi primera behobia y que no me gustaban pero que también acabaron por hacerse un hueco en mi memoria.
2- No sé si fué peor pero a mi me robaron los vaqueros con las llaves de casa, cartera, movil y demás mientras me duchaba.
cabrones...