domingo, 31 de octubre de 2010

Duele la duda

Salta.
Suelta,
en la cama vuelta y vuelta.
Sale el sol
y la duda no resuelta.
Al calor de la duda vuelves a cargar el arma...
...el arma que te desarma y te desnuda.
Y piensas y recolocas y sudas y, poco a poco, sin prisa
te va matando la duda.

Resuelve.
Salta.
Y vuelve a mezclarse el color de las cosas,
el sabor de las cosas,
el olor de las cosas,
las cosas de las cosas.
Y un respiro ve la luz
y tu detrás,
detrás de él, sales y empiezas a correr.
Suelta.
Deja que corra, que salte, que vuele
que respire, que sude, que bote.
Porque no es dolor lo que me detiene,
sino el estar parado lo que me duele.

Creo que ultimamente viajo demasiado con Extremoduro... :-)

3 comentarios:

Xavi Garcia dijo...

Grande!!

Un abrazo desde Melbourne!

¨XTB¨Xavi.

Fer dijo...

Buen texto.
¿Entrenas poco?

aja dijo...

me gusta