miércoles, 30 de junio de 2010

Donde van mis pasos...

Este video es un regalo de un amigo. Desde que me lo envió creo que lo he visto hasta casi desgastarlo. Conectad altavoces (si no tenéis, esperad hasta poder hacerlo...merece la pena) y disfrutad a tope. A mi me transmite cosas, me llega, me ilusiona, me motiva, me empuja a hacer lo mismo. No se explicarlo mejor. Ha entrado en mi vida deportiva como un chorro de aire fresco, reivindicando lo básico, la simplicidad, el minimalismo más absoluto. Necesitaba algo así. Kilómetros y kilómetros de zancadas como receta para hacerte sentir bien. Ha abierto hueco en mi forma de entender el "apretarse" y, si la rodilla sigue portándose bien, dará sentido a muchas de las cosas que haga a partir de ahora. Insisto, no se explicarlo mejor... Mirad el video y compartidlo.

7 comentarios:

JetlagMan dijo...

Te sienta bien el pelo largo, Bulder.
Menudos paisajes.

Furacán dijo...

El video es muy bonito, sensación de libertad a tope. El tío es un fiera, un currículum impresionante y todo eso, pero nos os da la impresión de que corre fatal? no sé, cuando aparece de prefil da la impresión de que corre sentado, talona y la zancada la hace por delante de su centro de gravedad...
cousas veredes...

Bulderban dijo...

Ramón...¿no te gustan más las barbas?
Furi, corre tal mal como Marco Olmo. Debe ser defecto de los ultrafondistas...Ya te contaré si mi zancada sufre esa metamorfosis en los próximos meses :-)

Anónimo dijo...

Yo de correr no entiendo mucho, o nada..pero las vistas y la sensación que transmite de ir a su aire, eso sí que lo puedo ver, y claro, con la musiquilla aún más!
Elena

tomas dijo...

no somos nadie....
solo somos corredores...
lo somos todo..
no hay fin con zapas...

haber si compartimos historia en la porta..
un abrazo!!

Fer dijo...

Dan ganas de ponerse las zapas y salir pitando.

Quique dijo...

Hola Bulderban, llego a tu blog por recomendación de Furacan....me ha impresionado el video y como dicen los compañeros dan ganas de calzarse las zapas y salir pitando al monte, increible...gracias por compartirlo.

Un saludo
Quique