sábado, 16 de enero de 2010

Después de ayer...hoy

No madrugó mucho. Llegó al fin de semana con unas cuentas pendientes consigo mismo y las había saldado a las 5 de la mañana. Insomnio. Vagó como alma en pena por la casa hasta que encontró lo que buscaba. Ese rincón donde purificarse mientras se hacía un ovillo debajo de una manta. Y centró el tiro tanto como pudo para acabar lo antes posible. Vovió a la cama en paz consigo mismo y se quedó profundamente dormido. Por eso no quiso oir el despertador.
Desayunó como si hubiera entrenado ya y salió a montar en bici como si no hubiera desayunado. Solo. Volvió al rincón de su cabeza donde había puesto orden horas antes y se encontró agusto. Rodó en llano solo pendiente de su rueda delantera. Llegaba el momento de dar la vuelta si quería llegar a buena hora para comer. El día era fresco. La carretera estaba seca. El pensamiento centrado. Las patas potentes.
Y cuando llegó la tarde, mientras tomaba un té calentito, aquella frase volvió a su cabeza y repicó como las campanas el día de la fiesta del pueblo: "Puedes tener CUALQUIER cosa que quieras pero NO puedes tener TODO lo que quieras".
Pues eso...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

hola soy lector de tu blog y se de tu interes por la maraton del aitzgorri,sólo recordarte que mañana lunes abren inscripciones.
un abrazo,armando de donosti.

Fer dijo...

Muy inspirado.
Slds

miquel dijo...

Y para que quieres más?

Bulderban dijo...

Gracias Armando, ya estoy pre-inscrito ! A ver que nos depara la diosa fortuna.

Anónimo dijo...

¿y cuándo es esa maratón? No ooincidirá con el sarao en Port Aventura, no?.... que de eso no te libra nadie.
Bss
MdB

Anónimo dijo...

Estás hecho un poeta chaval.

TV (tu vecino)

Bulderban dijo...

¿Vecino? ¿de "ande"? ¿de curro, de casa, de entrenos? que yo me muevo muchooo.
MdB es por Mayo...¿recuerdas Milán?